Una Isla En Medio Del Río Paraguay - Parafina

Una Isla En Medio Del Río Paraguay

Las becas del Proyecto Social Parafina ayudan a escolarizar a niños, niñas y jóvenes, para que logren cambiar su historia y logren ser profesionales útiles para la sociedad.

Cerca del rio Paraguay, a unos metros del centro de Asunción, esta la escuela La Salle Fátima, en un barrio muy carenciado y albergando a niños y jóvenes de quien casi nadie sabe o nadie quiere darse por enterado de su situación y que viven con la zozobra de si hoy los desalojaran o que pasara si el río sigue subiendo. Migrar, abandonar sus casas, sus espacios y vivir en los refugios es la historia de cada año. Sobrevivir diría yo, al ambiente y a la sociedad.

En el bañado norte las cosas no son tan fáciles, la falta de trabajo seguro dificulta el sostén económico de muchas familias porque en la mayoría de los casos, los niños tienen que ayudar a sus padres en algunos trabajos, como el reciclado o la caranchería; a veces el mayor debe encargarse de la casa y de los demás hermanos también.

La escuela es el único espacio de refugio para proteger su infancia, sentirse seguro y acompañado. El acompañamiento de un docente no es solo el aprendizaje, en muchas ocasiones debemos olvidar ese rol para convertirnos en el soporte emocional y psicológico de muchos de ellos y de sus familias, dejando a nuestra propia familia de lado para poder acompañar al alumno que más lo necesita.

Si falta un lápiz o un cuaderno nos convertimos en expertos hacedores de magia para golpear puertas y tratar de conseguir esos insumos, porque sabemos que para esos alumnos y sus familias en ese momento no es su mayor prioridad, y ¿cómo competir con la Educación vs el hambre?.

Desde que llegaron las becas de nuestros amigos españoles nos sentimos mas acompañados en esta gran lucha de dar las herramientas a estos niños, niñas y jóvenes para que en un futuro no lejano su historia sea otra y logren ser profesionales para ayudar a sus familias y sean útiles a la sociedad.

Parafina, para nosotros no es solo una marca, conocemos a Samuel y sabemos de su gran entrega, tuvimos la gracia de compartir junto a él y escucharlo. Su entrega al proyecto lo trajo hasta el corazón de América Latina, donde llegó a Paraguay adentrándose en los barrios marginales y conociendo a cada familia personalmente, donde compartió la mesa y se hizo presente en el entorno donde viven y se desenvuelven cada uno de nuestros niños. Confiamos en él y lo acompañamos con la visión y misión de hacer de este mundo un lugar mejor para todos y la mejor manera de conseguirlo es apostando a la educación.

Para nosotros este proyecto es algo más que solo venta de gafas, sabemos que detrás de esto hay miles de rostros que no conocemos pero que de algún modo forman parte de nuestra historia. Y todos ustedes detrás de este sueño simbolizan esa isla donde sabemos que podemos refugiarnos y que es un puerto seguro donde juntos no nos hundiremos.

Tal vez muchos no vean la gran acción que realizan con el simple hecho de elegir unos lentes, pero quiero que sepan que para cada niño y joven que es apadrinado es una oportunidad de cambiar todo su entorno, es una sonrisa y una seguridad de que allá a lo lejos alguien está pensando en él o ella…

Por cada uno de ustedes por elegirnos, por apostar por nosotros, por la educación y un futuro para la infancia de hoy, por elegir a La Salle Paraguay les doy las Gracias y que Ñandejara (Dios) los acompañe siempre.

Open chat