Solidaridad Y Ecología: Parafina Social Project - Parafina

Solidaridad Y Ecología: Parafina Social Project

En 2014, cuando iniciamos el desarrollo de la idea de crear una marca desde 0 tuvimos muy claro que todos nuestros productos tenían que ser ecológicos y destinar parte de las ventas a un fin social.

Empezamos a buscar un proyecto social en el que las personas involucradas fueran cercanas, serias, a largo plazo y que quisieran colaborar con Parafina. Finalmente, elegimos el proyecto de Becas escolares en Paraguay y estamos muy orgullosos de 6 años después seguir trabajando codo a codo con este proyecto social.

Inicié la búsqueda de un proyecto social al que donar con cada venta de gafas con el objetivo que dicho proyecto fuera sostenible en el tiempo, tuviera una trayectoria contrastada y que fuera lo suficientemente cercanos que pudiéramos tener un contacto directo con ellos. Con estas características descartamos todas las ONGs grandes ya que sería muy difícil mantener un contacto directo y continuo. Estuvimos valorando proyectos relacionados con el mundo de la óptica al dedicarnos a vender gafas de sol y de lectura recicladas pero no encontramos, buscamos proyectos relacionados con la educación en España y tampoco nos encantó ninguno. Inicialmente queríamos que fuera en España por cercanía, pero finalmente decidimos que era más importante que el proyecto social nos ilusionase más que el estar cerca.

Yo, desde el año 2009 llevo colaborando con un proyecto social en Paraguay que inició mi prima Tatiana en 2006. El proyecto se desarrolla en una pequeña escuela de los Hermanos de LaSalle en las afueras de Asunción (Paraguay). La escuela esta situada en el bañado norte de Asunción en la barriada de Fátima. Una zona inundable donde existen pocos recursos y altos índices de pobreza. La mayoría de las casas son viviendas precarias construidas en suelo fiscal (terrenos sin título de propiedad) en las márgenes inundables del Rio Paraguay a su paso por Asunción. La gran mayoría de las familias del barrio tienen una situación económica muy mala lo que no les permite dedicar muchos recursos para la educación de sus hijos. El nivel de la educación en Paraguay es un gran problema ya que en rankings mundiales como PISA-D se encuentra en el penúltimo lugar de todo América solo por detrás de Haití.

Mi prima durante su voluntariado en la escuela empezó con la ayuda de familiares y amigos a dar becas a los niños de las familias más necesitadas. En el barrio existen muchas familias en niveles de pobreza total (23,5% de la población paraguaya en 2019 subsistía con menos de 80 EUR al mes). Además, estas familias suelen tener muchos hijos. Esta situación los lleva a que en el caso de poder escolarizar alguno de sus hijos sólo lo puedas hacer con el mayor o los dos mayores. Adicionalmente las inundaciones con las recurrentes crecidas del rio Paraguay y la escasez de ingresos por el cierre de los vertederos cercanos donde clasificaban basura en 2014-15 cuando iniciamos la venta de gafas de Parafina hacía muy necesaria la colaboración con este proyecto.

Les comenté a mis socios sobre el proyecto y decimos que era perfecto. La educación es una gran apuesta a largo plazo para el desarrollo de una sociedad, podíamos fomentar valores como el reciclaje o la ecología propios de Parafina, yo tenía un contacto directo con el proyecto, había mucha necesidad de ayuda y los directivos de la escuela estaban encantados de colaborar con todo lo que necesitásemos.

Las becas escolares de nuestro proyecto social incluyen el pago de la matrícula anual, las cuotas mensuales y los útiles necesarios durante el año (libros, cuadernos…). La escuela de LaSalle en Fátima es una escuela concertada con el Estado. En Paraguay la educación teóricamente es gratuita pero no hay suficientes plazas en las escuelas públicas por lo que las familias tienen que buscar opciones como las escuelas concertadas. En las Escuelas concertadas en Ministerio de Educación y Cultura (MEC) financia el sueldo de los docentes, pero no se hace cargo de ningún gasto más de la escuela. La escuela tiene que cobrar a los alumnos por todos los gastos administrativos, personal auxiliar (limpieza, vigilancia…), material escolar y demás gastos para un funcionamiento correcto. Como he explicado las familias del barrio no tienen recursos suficientes para pagar por estos gastos de la educación de sus hijos (entorno a 90 euros anuales).

Las ventas de gafas de Parafina durante 2015 nos permitieron iniciar el proyecto con 16 niños becados. Fue una gran alegría poder colaborar con un proyecto tan bonito y apostar por la educación de estos niños. Con esta aportación cumplimos uno de los principales objetivos que nos marcamos en el desarrollo de Parafina como marca: que el 5% de las ventas netas de las gafas de Parafina contribuyeses a un fin social. Quisiera agradecer personalmente a todos los docentes, directiva de la Escuela y en especial a la Profesora Ninfa y al Hermano Arsenio su apoyo y ayuda en el desarrollo de Parafina Social Project. Es una maravilla ver a los niños felices en la Escuela y pensar que van a poder tener un futuro mejor….su sonrisa en este video vale más que mil palabras. Gracias también a todos los que compráis gafas de Parafina ya que vuestras compras son la base del desarrollo de este proyecto.

Open chat